Claraboya

27 de abril, 2020 - Un nuevo comienzo - Comentario -

Miraba por la claraboya* el mar infinito. Hoy estaba más tranquilo que de costumbre; mostraba un azul como pocas veces había visto. Ya llevaba horas navegando y no había atisbos de que cambiara nada.

Pero de repente escucho una voz, alguien que lo llamaba reiteradamente, una y otra vez, y así de improvisto, dejo la ensoñación en la que se encontraba, regresó a su rutina laboral y plasmó su sueño en esta ventana redonda que le recuerda su ansiada claraboya.

*Foto realizada con Nikon 750

Claraboya
Compartir 
Aldo
27 de abril, 2020
Todos necesitamos de claraboyas, ventanas redondas, para encontrar el refugio en un rincón de cielo, nuestro, sólo nuestro...

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 5 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente